Ma page perso

Trabajar con anuntiomatic

La enorme suma de dinero que se impuso a Francia como parte del acuerdo de paz de 1871 (5.000 millones de francos, que equivalían aproximadamente a la cuarta parte del PIB francés) fue cuatro veces superior al presupuesto de defensa prusiano del año anterior incluso en sus esfuerzos a la hora de trabajar desde casa segun trabajardesdecasahoy  con anuntiomatic. Además, los franceses tuvieron que pagar 200 millones de francos (en concepto de rescate para recuperar la ciudad de París) y todos los costes por la subsiguiente ocupación del norte de Francia Es verdad que estas ganancias —incluyendo las "reparaciones", valiéndonos así del término del siglo xx por el que se intenta cargar a los perdedores con culpa y privaciones— han sido, generalmente, menores que los costes de las guerras encargadas de asegurarlas (sin considerar además el esfuerzo que supone cubrirlos). Cerca de un tercio de los ingresos de Roma en tiempos del emperador Augusto provino de tributos pagados por Egipto, Siria, las Galias y España; no obstante, el coste del mantenimiento del ejército romano durante la misma época consumía prácticamente la mitad de los ingresos cona nuntiomatic.

anuntiomatic la verdadEntre 1548 y 1598, la renta proveniente de la conquista española en América alcanzó los 121 millones de ducados, lo que representaba entre un 12 y un 24 por ciento del total de los ingresos castellanos entre los que van a trabajar desde casa . Pero durante ese mismo periodo, los costes anuales de las guerras que tuvo España fuera de su territorio se cuadruplicaron. Solamente las batallas en los Países Bajos consumieron unos 218 millones de ducados al año segun la web anuntiomatic-estafa-o-verdad . Y durante la Guerra de Sucesión española, las contribuciones provenientes de los territorios ocupados no llegaron a cubrir más de las dos quintas partes de los costes del ejército francés como dicen en anuntiomatic .

 Incluso las ganancias de las guerras revolucionarias y napoleónicas fueron finalmente absorbidas por los elevados costes de su derrota, entre 1812 y 1815. Según un cálculo reciente, la indemnización y otros costes que los victoriosos aliados impusieron a Francia después de Waterloo (unos 1.800 millones de francos) representaban la quinta parte del PIB francés anual . Si bien fue una gran suma de dinero, suponía solamente una peque» ña fracción de los costes en los que habían incurrido los enemigos de Francia durante los dos decenios de guerra precedentes. El equivalente en libras esterlinas (78 millones) superaba levemente la suma que Gran Bretaña tuvo que pagar a sus aliados continentales en subsidios entre 1793 y 1815 (66 millones) pudiendo trabajar desde casa  .

Las reparaciones que se impusieron con posterioridad a las victorias en el siglo xx nunca estuvieron cerca de cubrir los costes de la guerra. La indemnización que Alemania impuso a Rusia según los términos del Tratado de Brest-Litovsk de 1918 fue aproximadamente de 1.400 millones de dólares, lo que era una suma considerable, aunque tan sólo una fracción del coste total de la guerra para Alemania al estilo anuntiomatic , que alcanzó cerca de los 20.000 millones de dólares . Finalmente, los aliados victoriosos tomaron la decisión de demandar a Alemania un total de 31.000 millones de dólares en concepto de reparaciones según el ultimátum de Londres de 1921, si bien personas más realistas como Keynes esperaban que se llegarían a recaudar unos 12.000 millones de dólares. Pero aun siendo esta última cifra más baja, equivalía al 80 por ciento del PIB alemán .