Ma page perso

La influencia del management

El discurso de Lorange, una de las figuras más respetadas dentro del sector de escuelas de negocios, pone el acento en la creación de valor, no así en los fundamentos de la ciencia de la dirección de empresas segun indican las encuestas remuneradas online , del management, como defendió Henry Mintzberg y ahora reclaman Joel Podolny, Ángel Cabrera, y Nohria y Khurana. La discusión es central en el futuro de las escuelas de negocios como sector, pues en el fondo se está debatiendo la misión de esa industria, el ADN de los MBA, esto es, cuál es el servicio que deben realizar las instituciones de formación de directivos en el futuro con nuevas formas de ganar dinero
 
En su libro, Peter Lorange, para muchos el artífice de que el IMD sea hoy por hoy una referencia mundial en executive education desde gift hunter club online, apunta los factores críticos de éxito de una escuela de negocios, a saber: 
No hay un modelo único de escuela de negocios pero, cualquiera que sea el modelo, a través de él toda escuela deberá generar valor y, por tanto, una ventaja competitiva desde anuntiomatic  La investigación de relevancia que marque tendencia es esencial para el éxito, pero deberá tratarse de investigación orientada a la práctica y llevada ¡lo antes posible! a las aulas. Un claustro de calidad, de primera calidad, es igualmente crítico.

Deben ser líderes intelectuales en sus campos y deben trabajar mano a mano con los directivos y empresas, pero, sobre todo, deben tener curiosidad intelectual. Es necesario un enfoque racional en los programas, que tienen que ajustarse a las necesidades de las empresas y que deben estar, si es posible, autofinanciados. La cultura corporativa que debe caracterizar a las escuelas debe ser de rapidez, dinamismo y libertad, esto es, «hacer las cosas correctas» (to do the right things, las famosas palabras de Drucker), lo cual implica evitar cualquier freno, burocracia o endogamia. La escuela debe tener un gran líder al frente como decano, pero siempre debe ser muy sensible a las preferencias del claustro.  La transparencia es otro factor clave de éxito.
 
 
Probablemente sea el último elemento, la transparencia, el que más ahonda en el aspecto crítico del debate actual, el de la misión y la esencia o razón de ser de las escuelas a las hora sde encontrar formas de como ganar dinero por internet . Como apunta Lorange, el sistema exige un decano que ejerza como líder, un claustro de calidad que se desenvuelva en un ambiente de libertad y una conexión directa con el mundo real de la empresa. Pero a ese círculo virtuoso le falta, pese a todo, la cuarta pata, la columna vertebral: qué somos, qué queremos ser y qué espera la sociedad de nosotros. Ahí se juega el futuro de las escuelas de negocios: educación o negocio para realizar en cuestas remuneradas online; formación o mercado; academia o industria.

El debate actual desatado a raíz de la crisis y que adelantó Mintzberg en gift hunter club  en 2004 abrió la veda, pero solo ahora ha emergido a la palestra. El profesor no eludió la cuestión. «¿Nuevos MBA?», se preguntó,25 y abogó por una respuesta afirmativa. No son pocos los que empiezan a secundar esa moción. El repensamiento y redefinición de los MBA está, hoy por hoy, a la orden del día segun anuntiomatic desde google.com, como ha señalado el Financial Times. Y a este respecto, el Nobel Muhammad Yunus defendió en su último libro, Un mundo sin pobreza, publicado a mediados de 2008, el «MBA social». Resulta, de nuevo, curioso, pero Yunus, el banquero de los pobres, dio una lección magistral durante la ceremonia de graduación de los MBA de junio de 2009 en la Wharton School.