Ma page perso

Casos de ahorro

Ahora planteemos el caso de que los 100.000 euros los hubiera guardado debajo del colchón. ¿Qué ocurriría al cabo de 40 años? Seguiría disponiendo de los mismos billetes que guardó, si no los extravía en el camino, cuyo valor es de 100.000 euros, pero su valor adquisitivo sería, teniendo en cuenta el citado 2% de inflación de 45.290 euros, equivalentes a la depreciación total en el período indicado.
Otra aplicación oportuna la podemos hacer sobre el pago fijo de la hipoteca que pagamos cada mes. Supongamos que estamos pagando una cuota hipotecaria mensual, durante trescientos meses (veinticinco años), de 1.500 euros.

Al ser constante la anualidad, con el paso del tiempo, y por efecto de la inflación, el dinero pierde valor adquisitivo y, por tanto, el esfuerzo que ahora pueda suponer pagar los 1.500 euros supondrá mucho menos esfuerzo conforme pase el tiempo. Para ello es indispensable que el titular consiga un incremento de sus ingresos igual o superior a la inflación. En definitiva, seguirá siendo la misma cantidad de dinero en billetes, pero se habrá devaluado en relación con la que suponía un año atrás.

çEn quince años, la inflación acumulada en España ha sido del 46,8%, con lo cual una deuda constante de 10.000 euros anuales, adquirida en el año 1995, supone en términos reales, al cabo de quince años, pagar 4.680 euros.

És es el motivo de que la mayoría de convenios colectivos suelan contemplar una cláusula en la cual se indica que se revisarán los salarios según el IPC.

¿Cómo se calcula la inflación?

Cuando el precio de los periódicos pasa de 1,10 euros a 1,20 euros, es decir, 0,10 céntimos de euro más, no lo tomamos en cuenta puesto que no parece la forma de como podemos ahorrar dinero. Sin embargo ese incremento supone un alza del ¡9%! Lo mismo ocurre con el precio del tabaco, la carne, el pescado, gasolina, etc. Por eso merece la pena conocer cómo se calcula la inflación, que, además, no es un capricho ni un método de aplicación de uno u otro Gobierno, sino que obedece a unas directivas comunes de Europa, con el fin de homogeneizar su aplicación en todos los países que comprenden esa zona.

El IPC es un índice en el que se cotejan los precios de un conjunto de productos (conocidos como «canasta familiar» o «cesta») determinado a partir de la encuesta continua de presupuestos familiares (también llamada «Encuesta de gastos de los hogares» que indican como ahorra dinero desde casa http://www.slideshare.net/paranbanos/comoahorrardinero, que una cantidad de consumidores adquiere de manera regular, y la variación con respecto del precio de cada uno de ellos, comparándolos con una muestra anterior. Todo IPC debe ser representativo y cubrir las necesidades de la población.

La inflación no afecta de igual modo a los diversos agentes económicos. En la distribución de las rentas se produce una transferencia de riqueza de los acreedores a los deudores. Por otro lado, y dado que los salarios no siguen a los precios, los perceptores de beneficios también salen favorecidos. Una inflación alta perjudica a los asalariados, a los jubilados y, en general, a los perceptores de rentas fijas.